noticias internacionales

30/9/2011

Declaración de la agrupación Global Unions a la reunión de Ministros de Trabajo y Empleo del G20

  • Foto noticia Internacional - Declaración de la agrupación Global Unions a la reunión de Ministros de Trabajo y Empleo del G20

CON EL ACOMPAÑAMIENTO DE GERARDO MARTINEZ, EN REPRESENTACIÓN DE LA CGT RA

París, 26-27 de septiembre de 2011


"[Nos comprometemos]... a situar el empleo en el epicentro de la recuperación, proveer protección social y un trabajo digno, y asegurar un crecimiento acelerado en los países de baja renta". Seúl, Declaración del Líderes del G20, noviembre de 2010.


Introducción y sumario

1.	La economía mundial se encuentra ante una emergencia en el ámbito laboral. La recuperación de la gran recesión se ha quedado estancada. El crecimiento en el segundo trimestre de 2011 se encuentra en punto muerto en los países de la OCDE y se ha desacelerado en forma significativa en otros lugares del G20; la OCDE y el FMI han revisado a la baja sus proyecciones de crecimiento para el resto de 2011. Un número importante de las economías del G20 corren el riesgo de caer en una nueva recesión, con devastadoras consecuencias económicas, sociales y humanas. El hecho de que este riesgo se materialice o no depende de los Gobiernos del G20. Después de haber dejado de apoyar antes de tiempo el crecimiento para reducir los déficits, ahora debe reunir el mismo grado de voluntad política colectiva que utilizó para rescatar a los bancos a fin de poner en marcha un esfuerzo coordinado de recuperación a favor del crecimiento y el empleo. 

2.	Las iniciativas para fomentar el empleo adoptadas por los Ministros de Empleo y Trabajo no darán resultados a menos que exista una acción gubernamental coordinada a nivel macroeconómico para apoyar el crecimiento generador de empleo. Los Ministros de Empleo y Trabajo del G20 tienen la responsabilidad de hacer llegar un mensaje claro a los Ministros de Finanzas del G20 en su reunión de octubre de 2011, y a sus Líderes en su reunión de Cannes en noviembre de 2011. El mensaje consiste en que nuestras economías se enfrentan a una crisis humana generada por una recuperación débil, por un crecimiento carente de empleo, por el aumento del desempleo, que disminuye la participación de los salarios y fomenta una creciente desigualdad, y que sus políticas económicas están agravando esta crisis. A menos que concedan prioridad a un crecimiento intensivo del empleo y apoyen los niveles salariales, es probable que el resultado sea una inversión insuficiente que provocará una caída total del crecimiento e incrementará el desempleo. Los déficits públicos son el resultado, no la causa, de la debilidad de la demanda privada; perseverar en las medidas de austeridad amenaza con llevar a los países a caer en la trampa de la deuda. La reducción del déficit público ha de abordarse promoviendo el crecimiento y la creación de empleo, no mediante una austeridad que condenaría a los países al estancamiento.

Continuar Leyendo

Más noticias